Cuidado personal

Cómo conseguir una piel tersa y joven

Conseguir una piel tersa y joven es algo que todos queremos pero que no siempre seguimos el camino adecuado para poder conseguirla. Piensa que estamos rodeados de toda una serie de factores que se encargan de deteriorarla… pero, aunque no fuera así, el propio paso del tiempo se encarga de pasarle factura.

Afortunadamente tenemos a nuestro alcance toda una serie de producto que nos pueden ayudar a que recobre esa calidez tan destacada que tuvo un día y de la que se ha ido desprendiendo poco a poco.

Tips para tener una piel tersa y suave

Duchas frías VS duchas calientes

Seguro que alguna vez has escuchado eso de que las duchas de agua fría son muy buenas para la piel… esto es verdad y ahora te vamos a decir porque. Una ducha de agua caliente es capaz de ir disolviendo poco a poco los aceites naturales que tiene la piel y esto hace que se reseque.

Si te vas a duchar con agua caliente asegúrate de que no sea durante mucho tiempo. Eso sí, si quieres conseguir una piel tersa deberías ducharte con agua fría o bien con agua tibia.

Cremas con propiedades “mágicas”

Una vez que nos hayamos dado una ducha es importante poder aplicar algunas cremas especiales que contribuirán a mantener la humedad durante mucho más tiempo. Intenta escoger algunas que tengan aceite mineral, vaselina, lanolina y/o ácido hialurónico porque están especialmente preparados para mantener la piel en perfecto estado.

También puedes conseguir una piel tersa utilizando ingredientes naturales como los aceites esenciales o una mascarilla que ha sido creada a base de ellos. Investiga la composición de la crema antes de ponértela para determinar qué efectos puede tener sobre tu rostro.

La dieta: un factor de gran importancia

Una dieta rica en grasas saturadas puede contribuir a que perdamos esa firmeza tan característica de la piel. Básicamente se empieza a acumular grasa en el rostro y esto nos evita conseguir la piel tersa al ir absorbiendo poco a poco la humedad.

Es de vital importancia que sustituyas las grasas por verduras abundantes y que también añadas frutas. También tienes que saber que las grasas son imprescindibles para nuestro desarrollo pero asegúrate de que sean saludables como el omega 3 o alguno de sus derivados.

¿Cómo aplicar una crema y limpiar nuestra piel?

Es importante que los productos que apliquemos en nuestro rostro sean extendidos de una forma suave, normalmente trazando círculos para que puedan penetrar en el interior de la dermis. Intenta siempre aplicar estos productos utilizando una esponja suave y así podrás conseguir una piel tersa durante mucho más tiempo.

En el momento en el que tengas que secar la piel utiliza una toalla que sea respetuosa con ella y que no vaya a destrozar su capa de hidratación que tanto tiempo te ha costado conseguir.
¡Sigue estos consejos y recuperarás tu piel inicial!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies