Blog

Complejos sexuales más frecuentes

complejos sexuales

Aunque parece un tema que no tiene ninguna importancia, lo cierto es que cada vez son más las personas que sufren cualquier tipo de complejo sexual, afectando directamente a las relaciones y al día a día con sus parejas.

Lo que parece algo tan fácil como mantener relaciones con tu pareja, lo cierto es que hay gente para la que es toda una osadía, y esto es por culpa de diferentes complejos sexuales que limitan las liberaciones y hacen que los nervios se apoderen de ellos.

Son muchas más personas de las que te podrías imaginar, de hecho, es posiblemente que mucha de la gente con la que tratas habitualmente los sufra, lo que ocurre es que muy poca gente se atreve a comentarlos.

Aquí las causas pueden ser muchas, ya que los complejos sexuales pueden aparecer a causa de que una persona ha sufrido cualquier momento traumático relacionado con el momento de llevar a cabo una relación que ha terminado por ser realmente traumática. Estos complejos lejos de superarse, en muchos casos acaban dañando la autoestima de las personas.

También hay muchas personas que sufren problemas que llegan a causa de una serie de factores físicos, principalmente defectos o tamaños de ciertas partes del cuerpo, principalmente el pene en los hombres y los pechos en las mujeres.

Aunque sin duda, el principal problema tiene que ver con la cultura y con la sociedad, ya que al ver lo que se comenta, muchas personas se sienten presionadas para tratar de conseguir una buena experiencia y unos buenos resultados al llevar a cabo una relación sexual y dejar satisfecha a su pareja. Aquí la presión psicológica a veces es insostenible.

Si nos centramos en los hombres, el miedo más habitual tiene que ver con el temor a no conseguir o mantener una erección, o lo que es lo mismo, el habitual y temido gatillazo, así como con el tamaño del pene.

Mientras que las mujeres los complejos se relacionan directamente con aspectos como la obesidad o el atractivo erótico, como los pechos pequeños o el trasero demasiado grande.

Y uno que les afecta por igual a ambos sexos tiene que ver con el nivel de destreza que tienen a la hora de mantener relaciones sexuales, temiendo que la pareja pueda pensar que es demasiado soso o que no le aporta lo que busca o necesita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies