Cuidado personal

Estrías antes y después del embarazo, el mejor momento para su tratamiento

Aunque es cierto que las estrías se pueden producir en cualquier momento de nuestra vida y tanto en hombres como en mujeres, será en el embarazo donde son mucho más habituales. Estas se producen en el momento en el que ganamos o perdemos mucho peso en poco tiempo; de esta manera, la piel no tiene tiempo para regenerarse y quedan a la vista estos grietas tan antiestéticas conocidas como estrías.

¿Sabías que este problema debe de ser tratado tanto antes del embarazo como después? De la misma manera que preparamos con tiempo la ropa de calidad del bebé en tiendas como www.primeraedad.es, también podemos hacer lo mismo con productos que nos ayuden a prevenirlas.

Todo lo que tienes que saber sobre la prevención y tratamiento de las estrías 

estrias-embarazo

Es importante que la piel esté lo más elástica posible antes de iniciar el embarazo; solamente esta manera será mucho más maleable y afrontará mejor los cambios. Para conseguir hacerlo será imprescindible utilizar cremas que ayuden a conseguir hidratarla desde el interior hasta el interior.

Para que puedas comprenderlo mejor, tienes que saber que en el interior de la piel existe una película hidratante que se encargará de hacer que presente un aspecto radiante durante el paso de los años. Ahora bien, diferentes agentes externos (sol, cambios de temperatura…) como los cambios que se producen en el embarazo son capaces de mermar esa hidratación natural, lo que genera una piel más seca y vulnerable a las estrías.

En el momento en el que utilizamos estas cremas ayudamos a la regeneración celular desde el interior de la dermis. Se encargarán de eliminar todas aquellas células envejecidas que se han acumulado en el interior de la misma (y que el organismo no puede eliminar por métodos convencionales) para que sean sustituidas por otras más jóvenes. Estas células rejuvenecidas no tardarán en salir al exterior haciendo que presentemos un aspecto más joven siendo un buen método para prevenir las estrías.

No se nos puede olvidar el hecho de seguir una buena alimentación para poder defendernos ante ellas. Te recomendamos que añadas a tu dieta algunos alimentos antioxidantes como aquellos ricos en Vitamina A (verduras, frutas, carnes, lácteos), Vitamina E (nueces, semillas, aceites esenciales…) y Vitamina C (fresas, kiwis, cítricos, pimientos rojos…)

A todo esto le tenemos que sumar la típica recomendación por parte de los expertos de beber, por lo menos, un par de litros diarios de agua (la mujer embarazada verá aumentada sus necesidades de ingerir agua). Todos estos consejos de alimentación se complementarán con las cremas para conseguir tener la piel hidratada en todo momento.

Además, no podemos olvidar estos hábitos una vez que hayamos tenido a nuestro hijo: entonces será cuando la piel vuelva a su origen y, nuevamente, está sometida a un proceso de cambios intensos.

En el caso de que aparezcan estrías utilizaremos otra crema especial para poder eliminarlas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies